El desarrollo de nuestro equilibrio

Según el calendario tibetano desde el día 7 al 21 de Septiembre tenemos la oportunidad de revisar la energía de nuestros brazos y  equilibrar lo que está desbalanceado en nuestras vidas.

Los brazos tienen la capacidad de expresar la energía que emana de nuestro corazón y encarnar en el mundo el resultado de lo que sentimos.  Si nuestro corazón está abierto sentimos un  amor incondicional y una comprensión más amplia de lo que sucede dentro y fuera de nosotr@s.

Nuestras acciones pasan a ser fruto de nuestra coherencia. De que pensamos, sentimos y actuamos en la misma dirección.

Tenemos la oportunidad de vivir nuestra femineidad tanto si somos hombres como si somos mujeres. Lo femenino es inmensamente poderoso cuando está conectado con la fuerza interna y la ternura.  Cuando se atreve a expandirse, cuando se atreve a expresarse. Es como el agua que corre y que todo lo transforma.

Quizás sintamos unas ganas tremendas de ayudar a otros. Si bien la ayuda pasa primero por escucharnos a nosotr@s mism@s. ¿Qué es lo que queremos materializar en el mundo?. Ayudar significa apoyar nuestros procesos internos. Apoyar al niñ@ que fuimos y que sigue viviendo en cada uno de nosotr@s. Ayudar significa hacernos padres y madres de nosotr@s mism@s y encarnar un proceso de madurez que dé sus frutos al mundo.

Cuando estamos faltos de equilibrio interno tenemos miedo de actuar. Tenemos miedo de expresarnos. Sentimos una profunda sensación de separación y miedo al futuro. Caemos en un estado paralizante y claustrofóbico. Y nuestros brazos no pueden expresar la alegría de nuestro corazón.

Abrir los brazos

Es abrazar cada situación de nuestra vida

Con aceptación, gozo y humildad

Abrir los brazos

Es entrar en un estado de receptividad pura

Soltando lo que ya no nos sirve

Abriéndonos a lo nuevo

Abrir los brazos

Es amarnos en lo bueno y en lo malo

Reconocernos en la mirada de los otr@s

Como un bello espejo

Y abrazar la Vida tal y como es.

Tendremos especial atención los días 18 y 19 de Septiembre durante los cuales según los ritmos lunares y terrestres,  sentiremos más presión para solucionar nuestros conflictos.

Sesiones Individuales en promoción hasta el 31 de Octubre.

Buen Viaje!

María Orejudo Valero

«